¿Cómo se cambia la cerradura de una puerta?

Reemplazar la cerradura de una puerta es un proceso simple que la mayoría de los propietarios de una vivienda podrían hacerlo si le dedicaran un mínimo de tiempo y se tratara de una puerta normal.

Si estás buscando instrucciones para instalar una cerradura nueva, estás en la página adecuada.

Reemplazar una cerradura de puerta se puede reducir a los siguientes pasos:

  • Compra una cerradura nueva que coincida con la entrada de la cerradura de tu cerradura existente.
  • Retira la cerradura vieja.
  • Vuelve a introducir la nueva cerradura.
  • Instala el nuevo bombín o pestillo, el nuevo cuerpo de la cerradura y verifica que cierra y abre sin fricción.

Qué debes saber antes de cambiar la cerradura de la puerta

La mayoría de los productos de cerradura de hoy están diseñados para ser asequibles, y con eso me refiero a baratos.

Esto tiene un inconveniente. Eventualmente dejarán de funcionar y debido a que son tan económicos, es mejor simplemente reemplazar la cerradura que intentar repararla.

En esta sección, voy a hablar sobre cómo reemplazar un pomo o cerrojo de puerta existente.

Pasos para reemplazar una cerradura vieja o rota

  1. Antes de cambiar las cerraduras de las puertas existentes, mide el ancho de tu puerta. Las cerraduras que comprarás serán todas para puertas con anchos estándar.
  2. Si tu puerta es más gruesa que eso, necesitarás comprar un kit de puerta gruesa para cualquier marca de cerradura que estés reemplazando.
  3. Los juegos de puertas gruesas contienen tornillos más largos y una barra más larga (para cerrojos) o extensión de eje (para pomos de puerta).
  4. Observa qué tan lejos del borde de la puerta está la cerradura para saber si necesitarás pestillos alargados.

Te recomiendo consultar a tu cerrajero local. Él te informará de todas las posibilidades y te recomendará la mejor cerradura para tu caso particular.

Cómo quitar todos los elementos que rodean y componen la cerradura

Quitar la placa que rodea al pestillo es bastante fácil. Vas a tener que desatornillar un par de tornillos. Serán tornillos cortos y saldrán muy fácilmente.

El siguiente paso es encontrar y quitar los dos tornillos interiores. Para quitar los tornillos del pomo de la puerta, se verán claramente a cada lado del pomo.

Luego tienes que quitar el tornillo que mantiene sujeto el bombín a la puerta. Se trata de un tornillo alargado que se encuentra a la misma altura que el bombín. Al quitarlo podrás sacar el bombillo.

Para cerrojos de doble cilindro (cerraduras en ambos lados de la puerta), es posible que no veas los tornillos. Algunos cerrojos vienen con una cubierta a presión que oculta los tornillos internos.

Tendrás que quitar esa cubierta para llegar a los tornillos y quitar el cerrojo de la puerta. Un destornillador pequeño de punta plana te ayudará a quitar la placa de cubierta.

Instalación de la cerradura de la puerta

El proceso de instalación es esencialmente lo contrario de la eliminación.

Instalación adecuada de un pestillo de entrada.

Los pestillos de accionamiento están diseñados para ajustarse cómodamente.

El mejor método de instalación es empujar el pestillo lo más que puedas y luego colocar un trozo de madera plana apretado contra el pestillo. Luego golpéalo con un martillo para terminar de empujar el pestillo hacia la puerta.

Una vez que el pestillo esté colocado, me gusta instalar los tornillos al final (después de que el resto del candado esté instalado). Solo me da un margen de maniobra para asegurarme de que todo vaya bien.

En este punto, debes verificar que el orificio central del conjunto del pestillo esté alineado con el centro del orificio de la puerta. Si está hacia la izquierda o hacia la derecha, el pestillo deberá retirarse y ajustarse a la otra de sus dos posiciones «corta» o «larga».

Inserta el cuerpo del pomo o cerrojo nuevo

Querrás asegurarte de poner la cerradura en el lado correcto. Obviamente, vamos a querer poder cerrar la puerta desde el interior y desbloquearla desde el exterior, así que tenlo en cuenta cuando instales una nueva cerradura.

Comienza colocando el lado exterior de la perilla de la puerta o el cerrojo en el orificio.

Consejo de cerrajería:

Cerraduras con llave: cuando coloques una pieza de cerradura exterior con un orificio de cerradura, asegúrate de que los pasadores estén en la parte superior de la cerradura.

Si se colocan al revés, el polvo y otros desechos llenarán rápidamente las ubicaciones de los pasadores, lo que dificultará el uso de la cerradura.

Call Now ButtonLlamar - Cerrajeros Madrid
Nuestra página web usa cookies. Al continuar aceptas su uso. Puedes configurarlas    y leer nuestra Política de Cookies.
Privacidad