¿Cómo se llama dónde se mete la llave para abrir una puerta?

Cilindro, bombín o bombillo es el término correcto para denominar la pieza por donde se mete la llave para abrir una puerta.

Lo normal es decir que se mete por la cerradura, pero esta es un conjunto de elementos, entre los que se encuentra el cilindro o bombín, el verdadero corazón de la cerradura.

El bombín cumple la misión de albergar la llave correcta, dejarla pasar y girar para desactivar los puntos de anclaje del resto de la cerradura. Así sean los pernos propios de la puerta (centrales y laterales) como evitar que ninguna otra llave sea capaz de hacer la misma función, excepto lógicamente una réplica de la misma, mientras la primera no esté echada como medida de protección.

En el lenguaje coloquial llamamos en muchas ocasiones cerradura cuando nos queremos referir sólo al bombín. En expresiones como “He cambiado la cerradura de la puerta”, en el 95% de los casos se debería decir “He cambiado el bombín de la cerradura”. Y es que, en los trabajos de cerrajería, cambiar un bombín es el más común de los servicios que realiza Cerrajeros Madrid.

Por perdida de llaves, olvidos, llaves rotas, intentos de robo, no es indispensable cambiar el bombín, pero sí actualizarlo sustituyéndolo por uno mucho más seguro y que cuente con los últimos sistemas de seguridad que podrán evitar que los ladrones accedan a nuestra vivienda o local.

Bombillos modernos y seguros

Si su bombín es antiguo, seguro que no está diseñado para evitar los robos más comunes que se realizan con el denominado método “bumping” ganzúa o taladro. Estas tres formas de intento de acceder al domicilio se combaten con sistemas modernos que lo impedirá, reforzando la seguridad de su casa a partir de un buen bombín.

A la hora de elegir el modelo de bombín, lo principal a tener en cuenta es el tipo de material del que está hecho. Hay muchos tipos diferentes de puertas de seguridad, y cada uno está diseñado para proporcionar cierto grado de protección contra los robos.

Los bombines de seguridad los podremos elegir entra las marcas más prestigiosas del mundo de la cerrajería. Algunas proporcionan niveles de protección más altos, mientras que otras ofrecen niveles de protección más bajos. Al final todo dependerá de lo que queramos gastar, ya que en el mercado veremos bombines que van desde los 40 a los 400 euros, sin contar el escudo protector ni la mano de obra. Aunque como ya hemos expuesto en otros posts de nuestra web, la sustitución de un bombillo es algo tan sencillo, que lo puede hacer usted mismo.

También hay que tener en cuenta que algunos modelos no son compatibles con ciertas medidas de seguridad. Por eso es esencial encontrar un bombín que funcione con su sistema de seguridad actual.

Las mejores cerraduras de seguridad para puertas están diseñadas para protegerle de los robos silenciosos. Debe elegir una cerradura de un fabricante de confianza o al menos que garantice la eficacia del bombín.

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir un bombín

Si piensa utilizar el bombín en un lugar de alto riesgo, debe comprar un modelo que tenga una certificación de resistencia.

A la hora de comprar bombines de seguridad, hay que tener en cuenta algunos factores: El precio, la calidad y si el bombín es anti-bumping además de anti-ganzúa y anti-taladro.

Los bombines de seguridad pueden proporcionar una protección de alto nivel contra los intentos de robo en su vivienda. Un sistema de cierre complejo que requiere un acceso basado en permisos es difícil de diseñar y mantener.

Requiere un marco exhaustivo para determinar quién tiene acceso a determinadas áreas, sustituir las llaves perdidas y evitar la duplicación de llaves. En un entorno tan complicado, los bombines estándar son insuficientes, por ello siempre aconsejaremos bombines de última generación.

Un bombín de seguridad típico se compone de dos o tres partes: el cuerpo y el mecanismo de la cerradura. Un bombín de seguridad debe contener al menos una llave que encaje firmemente en su interior para evitar que se abra.

Los cilindros de alta seguridad pueden estar fabricados para resistir los intentos de bumping. Estas llaves están hechas de acero endurecido o de una aleación de níquel. Esto hace que sea menos probable que sean forzadas. Además de imposibles de copiar por un tercero. Sólo usted tendrá la tarjeta donde vengan los códigos para autorizar a hacer más copias. Por lo general los bombines vienen acompañados de un conjunto de cuatro o cinco llaves originales.

Otra de las las características más importantes de los bombines de seguridad a tener en cuenta, es su durabilidad. Deben ser capaces de resistir ataques de fuerza bruta, que normalmente no requieren herramientas especializadas ni conocimientos técnicos.

Para ser eficaces, los bombines de alta seguridad deben ser capaces de resistir ataques con herramientas sencillas como un martillo y un taladro.

Los bombillos tienen diferentes tipos de materiales que contribuyen a su durabilidad. Por ejemplo, los cilindros de alta calidad son de latón y suelen tener un acabado exterior niquelado.

También tienen diferentes materiales para sus componentes internos y pasadores. Los cilindros de buena calidad suelen tener materiales más resistentes que los de calidad inferior.

Los bombillos también deben ser capaces de resistir golpes y golpes de mano. Algunos cilindros vienen incluso con barras laterales para evitar la rotación de la llave, algo que dotará aún más de seguridad a la propia cerradura.

Los cilindros suelen ser caros, por lo que elegir un cilindro de alta seguridad es una decisión importante, pero también nos iremos de casa más tranquilos sabiendo que esta está más protegida.