Cuanto se tarda cambiar una cerradura

¿Cuánto tiempo se tarda en cambiar una cerradura?

El tiempo para cambiar una cerradura dependerá y mucho del modelo que se desee sustituir. No será lo mismo una puerta blindada o común que una acorazada o antigua.

Cada puerta lleva una cerradura diferente donde se tardará de más a menos dependiendo de la antigüedad de la misma. Las modernas están más preparadas para cambiar la cerradura en tan sólo unos minutos, mientras las antiguas a veces no es tan sencillo.

En la mayoría de los casos no será necesario cambiar la cerradura entera, sino simplemente cambiar el bombín. Sí, el cilindro por donde introducimos la llave y al hacerla girar pone en marcha todo el mecanismo de la cerradura.

Estos casos, que son los más comunes, son sencillos y muy prácticos, ya que con un bombín nuevo y que cumpla las normas actuales de seguridad, no hará falta cambiar la cerradura entera. El bombín no deja de ser el elemento fundamental en estas cerraduras y por supuesto podremos ahorrar un dinero si dejamos el resto de la cerradura, siempre que esta se encuentre en buen estado.

Hablamos de sustituir un cilindro por otro de mayor calidad, algo que podrás hacer tú mismo. Pero si deseas que sea un profesional quien realice el trabajo, en Cerrajeros Madrid estaremos encantados.

Además, te ofreceremos un amplio catálogo con diferentes marcas de bombines, y te orientaremos de cuál es el más indicado para tu puerta.

Y dentro de esa variedad de bombines los encontrarás de todos los precios y calidades. Cifras que varían desde los 40 euros a los 400.

En unos quince minutos, si no hay ningún imprevisto, tu cerradura podrá estar equipada con un nuevo bombín, lo que refuerza toda la cerradura sin necesidad de cambiarla por completo.

Cambiar la cerradura de una puerta acorazada

Las puertas acorazadas están fabricadas generalmente en acero, a pesar de que se incluyan placas de madera para hacerlas mucho más elegantes. Como diferencia de muchas que se denominan blindadas, estas están construidas incluyendo capas de acero en su interior. El número de estas láminas puede variar, lo que hará que cuanto mayor sean estos elementos y su grosor, más difícil será el poder taladrarlas para intentar manipular la cerradura. A diferencia.

No es necesario decir que una puerta acorazada de verdad, es mucho más resistente y segura que una blindada, ya que el concepto de fabricación incluye materiales mucho más duros que las blindadas por muchas capas metálicas que tengan.

También las puertas acorazadas se diferencian de las blindadas por la serie de refuerzos que llevan incluidos y por el tipo de blindaje. En las puertas acorazadas, la integración de la cerradura, los pernios y los cerrojos en la estructura produce que ésta sea más resistente.

Pero no todas las puertas acorazadas son iguales. Cada una ha sido diseñada a través de patrones, materiales y terminaciones diferentes. Tampoco existe un único modelo de cerradura par las puertas acorazadas. En el mercado podremos encontrar diferentes y variados sistemas para que tu puerta acorazada sea plenamente segura.

Los principales motivos por los que se debe cambiar una cerradura de una puerta acorazada suelen ser los siguientes.

  • Rotura del resbalón. A pesar de ser un elemento duro y resistente al paso del tiempo, una de las averías que más se produce en las puertas blindadas es la rotura del resbalón. Si la puerta debido a su peso, se descuelga unos milímetros hará que todos los elementos de la cerradura sufran con el tiempo un desgaste. De ahí que se pueda romper el resbalón con facilidad sobre todo en las puertas más antiguas.
  • Gorjas atascadas. Las cerraduras de gorjas cada vez se instalan con menor frecuencias. Son modelos que ya pertenecen al pasado y que en muchos casos son adaptadas a cerraduras modernas y de mayor seguridad. También cuentan con el defecto que debido a su disposición estas cerraduras antes o temprano terminan atascándose. Pero precisamente por el lugar que ocupan dentro del conjunto de la puerta, hacen que el mantenimiento sea aún más difícil.
  • Cambiar cerraduras de gorjas a perfil europeo. En la mayoría de los casos, cuando una cerradura de gorjas comienza a dar problemas, se sustituye por una convencional, no sin antes realizar una serie de trabajo para su adaptación. En estos casos, el tiempo para cambiar de cerrajero suelen exceder más de lo habitual, ya que hay que “conectar”, el resto de elementos que se comunican con la antigua cerradura con la actual.

Existen conjuntos de cerraduras donde vienen incluidos todos los elementos necesarios para el cambio, ya que no sólo hay que cambiar la cerradura en sí, sino todo el sistema que conlleva una cerradura de borjas.

¿Cambiar la cerradura o sustituir el bombín?

La mayoría de los casos donde se solicita el cambio de cerradura a nuestros profesionales Cerrajeros Madrid, no es necesario sustituir la cerradura entera.

Poco a poco se va imponiendo el sistema de cilindro común, pero eso sí con las características más avanzadas que podemos encontrar. Es fundamental que cuente con sistemas como son el anti-bamping, anti-ganzúa y anti-taladro. Los tres métodos más comunes que utilizan los ladrones para abrir puerta de todo tipo.

El cambio de bombín, es en la mayoría de los casos la solución más sensata. Ya que aporta mucha más seguridad y confianza. Además de ser sencillo de sustituir apenas se tarda tiempo en hacerlo. Con uno de estos bombines de seguridad, tu puerta quedará mucho más segura que antes, y con la ventaja de que ni son caros y se tarda apenas unos 15 minutos en su sustituirlo por el antiguo.

Nuestra página web usa cookies. Al continuar aceptas su uso. Puedes configurarlas    y leer nuestra Política de Cookies.
Privacidad
Call Now ButtonLlamar - Cerrajeros Madrid