¿Cuánto tiempo tarda un cerrajero en abrir una puerta?

El tiempo que tarda un cerrajero en abrir una puerta, depende de muchos factores. No es el mismo dependiendo de cada caso. Si la cerradura se ha estropeado, si la llave ha quedado rota dentro del bombín, si la llave está echada por dentro, o si simplemente la puerta se ha cerrado de un portazo sin más.

Pero si tuviéramos que hacer un cálculo aproximado, con Cerrajeros Madrid, el tiempo no suele exceder de una hora como máximo. Y eso en el peor de los casos, ya que por lo general nuestros profesionales cerrajeros no suelen emplear más que unos diez o quince minutos en conseguir que la puerta se abra libremente sin daño alguno.

En los casos de llaves olvidadas dentro de nuestra viviendo, sin la llave echada o colocada por dentro, en tan sólo unos minutos nuestros profesionales la abrirán utilizando los métodos más tradicionales. Con una simple radiografía que introducirán entre el cerco y la puerta, su maestría se pone de manifiesto con un simple movimiento que hará saltar el resbalón de la cerradura. Si la llave está echada por dentro el tiempo puede ser mayor, ya que si ésta está girada es imposible abrir con una copia desde fuera.

Será entonces cuando el tiempo pueda alargarse ya que será necesario usar otros métodos que pueden incluir el desmontaje de la propia cerradura.

Y si la llave se ha partido dentro de la cerradura, la habilidad de los maestros cerrajeros de nuestra empresa se volverá a poner de manifiesto utilizando herramientas a modo de pinzas para extraer el trozo de llave que se quedó dentro.

La rapidez de cambiar el bombín

En caso de robo, extravío de las llaves, y también en aquellos donde la cerradura ha sido intentada ser forzada, es del todo aconsejable el cambio del bombín o bombillo.

Este cilindro que es por donde se introduce la llave, no deja de ser el corazón de nuestra cerradura, pero ello no quita para que la sustitución por uno nuevo, sea un trabajo que pueda realizarse en unos 15 minutos.

Este tiempo es el estimado para puertas blindadas o comunes, no para aquellas que son acorazadas donde el tiempo puede ser algo más extenso.

Hemos explicado en varias ocasiones que se trata de una tarea que puedes hacer tu mismo, pero siempre que la puerta esté abierta y puedas trabajar con normalidad. Si esta no es la situación, se requiere la presencia de un cerrajero profesional que desmontará el antiguo sustituyéndolo por uno nuevo. Un bombín de idénticas dimensiones, pero siempre a ser posible, de mayor calidad.

Es importante que al menos sea anti-bumping, anti-ganzúa y anti-imprsesioning. Características fundamentales para así cumplir con los protocolos de seguridad más exigentes. Y si es por la pérdida u olvido de llaves el motivo por el que te pones en contacto con Cerrajeros Madrid, en la misma visita podrás aprovechar para la sustitución del bombín por uno de máxima seguridad. Al fin y al cabo, es la mejor inversión que puedes hacer para que tu puerta esté lo más protegida posible, y por supuesto tu vivienda o local.

No tener un bombín de estas características instalado en la puerta de acceso de tu hogar, es casi como tener la puerta abierta. Más que nada porque el llamado “Bumping” es el sistema más común que utilizan los ladrones debido a que con él, no hacen ningún ruido ni tampoco dejan señales a la vista de que la cerradura haya sido forzada.

Como hemos explicado en otras ocasiones, el “bumping” consiste en introducir por la cerradura una llave similar a la tuya, mediante un golpe seco. Esto hará que los pistones pierdan su función y tan sólo con girar la llave, los ladrones podrán acceder a tu vivienda con facilidad.

Debido a que la puerta ni cerradura haya sido forzada, las compañías de seguros no cubren lo sustraído ni tampoco la sustitución de un nuevo y moderno bombillo.

Cambio de cerradura completa

Aunque en la mayoría de los casos, bastará con los métodos más tradicionales para abrir una puerta, y quedará tiempo de sobra para sustituir el bombín, en otras situaciones el tiempo se puede demorar debido a la dificultad para abrir la puerta y acceder al interior de la vivienda.

Las cerraduras más rápidas de arreglar y con ello abrir la puerta son para muchos cerrajeros aquellas que están realizadas en aluminio. Son las más simples por lo general, y el material es el más sencillo de manipular. Pero las que son de madera, a veces requieren de un trabajo extra. Sobre todo, las más antiguas donde hay que crear un hueco especial para la colocación de una nueva. Muchas puertas antiguas mantienen aún cerraduras que ya no existen modelos sustitutorios en el mercado. De ahí que el maestro cerrajero deba habilitar la zona de madera para que encaje a la perfección una nueva y moderna.

Este tipo de puertas antiguas suelen llevar lo que se conoce como cerraduras de borjas. Sistemas que en muchas ocasiones también son necesario adaptar a las nuevas que se instalan con bombines más comunes.

Son en estos casos cuando la experiencia y profesionalidad de Cerrajeros Madrid se pone de manifiesto, ya que además del cambio y adaptación de la cerradura nueva, ejercen también como carpinteros.

Y es que el mundo de la cerrajería puede llegar a ser más complejo de lo que pensamos. Situaciones como estas, son las que diferencian a un buen profesional de un intruso que tan sólo sabe cambiar bombines sin más.

Confiar el cambio de la cerradura de tu vivienda requiere al menos depositar la confianza a buenos profesionales. Una razón por la que cientos de clientes no dudan en contactar con Cerrajeros Madrid a la hora de realizar cualquier trabajo de cerrajería que requiera maestría y las manos de buenos y experimentados maestros cerrajeros.

Todo con una garantía que cubrirá cualquier tipo de incidente que se pudiera producir tras los trabajos realizados.